Mérida 255, Consultorio 5C, Col. Roma Norte, CDMX L - V 2:30 pm - 7:00 pm, Sábado 9 am - 1 pm (55) 8116 5496

Conjuntivitis

CONJUNTIVITIS

Si tus ojos están enrojecidos, si sientes te queman, te pican y cada parpadeo te lastima, puede haber ojos secos detrás de esos malestares. Cada vez más personas sufren del tipo de conjuntivitis llamado síndrome de Ojo Seco (queratoconjuntivitis Sicca). Cuando se padece de conjuntivitis la superficie ocular no se humedece lo suficiente con el líquido lagrimal, es por ello que el afectado siente mucho desagrado.

¿Qué es la conjuntivitis (ojo seco)?

Una conjuntivitis es una inflamación o irritación de la conjuntiva en el ojo. Puede ser causada por bacterias o virus, en ese caso, es altamente contagioso. En cambio, si es causado por alergias o estímulos externos la conjuntivitis no es contagiosa.

Esta es una de las enfermedades oculares más comunes, es la causa principal del enrojecimiento de los ojos, y es muy frecuente, especialmente en los niños y adultos mayores.

El síndrome de ojo seco, un tipo de conjuntivitis, y del cual hablaremos en este artículo, es causada por factores externos como el humo, el viento y el aire seco pero también hay otros causales que deben considerarse y que más adelante se mencionarán: biológicos, por ejemplo.

Este tipo de conjuntivitis genera una incómoda resequedad en el ojo, por lo que recibe el nombre de síndrome del ojo seco, aunque su nombre oficial es síndrome de Ojo Seco.

¿Cuáles son las Causas de la Conjuntivitis?

Las causas del síndrome de Ojo Seco siempre son una secreción insuficiente de líquido lagrimal, una composición defectuosa de la película lagrimal o un golpe de párpado reducido. Todos estos desencadenantes pueden tener gran variedad de causas que tienen como consecuencia que el líquido lagrimal irrite la conjuntiva y la córnea.

En consecuencia, la resequedad, además de ocasionar problemas de de visibilidad, hace que la superficie del ojo se vuelve áspera, duela mucho y, además, los ojos deshidratados son más susceptibles a las infecciones.

Las causas típicas del síndrome del Ojo Seco son:

  • Extensos trabajos en el computador .
  • Exceso de horas de juego en la computadora.
  • Aires acondicionados y sopladores de automóviles.
  • El aire de calefacción seco.
  • El humo del tabaco.
  • El uso de lentes de contacto.

Además de las mencionadas, para el síndrome de Ojo Seco existen causas biológicas:

Edad

La producción de lágrimas disminuye con la edad. El síndrome de Ojo Seco es, por lo tanto, más común en las personas mayores. Alrededor de un tercio de los afectados son mayores de 40 años.

Hormonas

Las hormonas sexuales femeninas aumentan el riesgo de padecer ojo seco. Por lo tanto, las mujeres sufren la enfermedad con más frecuencia que los hombres.

En cuanto a los medicamentos causantes, los que contienen estrógenos y corticosteroides, así como otros fármacos pueden propiciar el aparecimiento del síndrome de Ojo Seco. Entre ellos se incluyen:

  • Antialérgicos
  • Ácido acetilsalicílico
  • Antihipertensivos
  • Antidepresivos
  • Neurolépticos

Adicionalmente, un síndrome de Ojo Seco puede desarrollarse a partir de otras enfermedades, como lo son:

  • Diabetes mellitus
  • Las enfermedades de la tiroides
  • Enfermedades reumáticas
  • Enfermedad vascular inflamatoria
  • Infecciones virales
  • La deficiencia de vitamina A
  • Afecciones en el sistema nervioso

En los últimos años, más y más personas padecen de ojos secos. Las razones de esto radican en el cambio de las condiciones de vida debido a la industrialización y sobrepoblación de los urbanismos, lo que genera mucha contaminación: polvo, el humo del cigarrillo y los gases de escape, que aumentan la sensibilidad de los ojos.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis (ojo seco)?

En la etapa inicial del síndrome de Ojo Seco los síntomas son incómodos e inquietantes, pero no son peligrosos. Sin embargo, si no se toman medidas, la conjuntiva o la córnea pueden inflamarse por largos períodos de tiempo, hasta que se aplique el tratamiento adecuado.

En el peor de los casos, lo anterior provoca cicatrices que limitan permanentemente la visión. Por ello, siempre es recomendable, independientemente de qué tan imperceptibles sean los síntomas, buscar un oftalmólogo.

Los síntomas más comunes de este tipo de conjuntivitis son:

  • Sensación de ojos secos y calientes.
  • Enrojecimiento en el interior del ojo.
  • Picor permanente.
  • Aumento de la secreción de moco.
  • Párpados pegajosos o hinchados por la mañana.
  • Intolerancia a los lentes de contacto o a los cosméticos.

El enrojecimiento de los ojos se debe a que la película lagrimal normalmente suministra nutrientes y oxígeno a la córnea, ya que, naturalmente, esta no cuenta con vasos sanguíneos propios. Si este suministro se ve interrumpido, tendrá como consecuencia un ensanchamiento de los vasos sanguíneos. Como resultado de ese ensanchamiento, los ojos se ven rojizos.

Con menos frecuencia, los síntomas pueden afectar la boca u otras membranas mucosas, como las de la vagina o el ano. Esta deshidratación generalmente provoca enrojecimiento, sensación de ardor o picazón constante en esas zonas, tal como se describió previamente.

¿Cómo se diagnostica la conjuntivitis (ojo seco)?

En el campo de la oftalmología, el ojo seco es una de las enfermedades más comunes.

El médico puede diagnosticar la enfermedad con los síntomas descritos previamente. Para ello, necesitará que el paciente reconozca y describa sus hábitos de estilo de vida, así como las condiciones del lugar de trabajo durante la entrevista con el especialista. Además, debe informarle sobre los medicamentos que toma con regularidad.

Para el diagnóstico, el doctor debe examinar el ojo utilizando una lámpara de hendidura. Con este dispositivo, la superficie del ojo se puede ampliar y analizar con una tipo de iluminación específica para que el ojo no resulte afectado. Esta revisión toma menos de un minuto y es completamente indolora.

La prueba de Schirmer se realiza para evaluar la cantidad de película lagrimal, para ello se coloca una tira de papel de filtro en el ojo durante unos minuto. Esta prueba no es dolorosa, aunque un poco incómoda.

Otro medio para el diagnóstico del síndrome de Ojo Seco es la determinación de la estabilidad de la película lagrimal. Para esto, se aplican gotas de un líquido fluorescente, y usando un emisor de luz en el ojo se mide el tiempo entre el abrir y cerrar del ojo y la película lagrimal que se abre. En pacientes sanos, la película lagrimal permanece intacta durante un tiempo más prolongado que en pacientes con síndrome de Ojo Seco. Este procedimiento también es rápido y completamente indoloro para el paciente.

Tratamientos para la Conjuntivitis

Para el tratamiento de los ojos secos (síndrome de Sicca), existen algunas opciones:

  • Sustitutos de lágrimas en forma de gotas para los ojos o geles oculares. Estas lágrimas artificiales están destinadas a aliviar la incomodidad causada por la falta de humectación de los ojos. Las gotas se administran varias veces al día, mientras mejora la humectación de la superficie corneal. Es necesario asegurarse de que el producto no contenga conservantes, ya que estos pueden aumentar el síndrome de Ojo Seco o causar alergias.

Si los sustitutos de las lágrimas no ayudan, y permanece la resequedad de los ojos, se puede recurrir a otros tratamientos humectantes:

  • Gotas para los ojos con ácido hialurónico.
  • Gotas para los ojos con sustancias expectorantes como la acetilcisteína.
  • Ungüentos oculares con dexpantenol (para la noche).

incluso podría llegar a necesitarse un tratamiento quirúrgico como la Oclusión de Puntos Lagrimales o Corrección de la posición del párpado.

¿Cómo prevenir la conjuntivitis (ojo seco)?

Para prevenir la conjuntivitis, se deben evitar todas las influencias externas que pueden agravar la incomodidad: el humo del tabaco o el flujo directo de aire de los ventiladores o acondicionadores de los automóviles. En general, es agradable para los ojos un aire a temperatura ambiente: húmedo y fresco. Si usted pasa mucho tiempo frente a una pantalla, es recomendable parpadear con más frecuencia y, a menudo, tomar pequeños descansos

Si usted padece de conjuntivitis de forma frecuente, lo invitamos a hacerse una revisión oftalmológico con nuestro equipo de Oftalmólogos en México. El Staff de la Clínica Oftalmológica Visioni cuenta con amplia experiencia en el tratamiento de  la Conjuntivitis. Si le interesa ponerse en contacto con nosotros o agendar una consulta, no dude en enviarnos un mensaje a través de nuestro formulario de contacto. Nos encontramos ubicados en la Colonia Roma Norte de la Ciudad de México.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
Clinica Oftalmologica en La Roma Norte Oftalmologos en Mexico Especialistas en Conjuntivitis v001 compressor

Agendar Consulta


Call Now Button