Mérida 255, Consultorio 5C, Col. Roma Norte, CDMX L - V 2:30 pm - 7:00 pm, Sábado 9 am - 1 pm (55) 8116 5496

Pterigión

PTERIGIÓN

El pterigión, también conocida como “carnosidad”, es una anomalía ocular que aparece por diversas causas, y ocasiona el crecimiento progresivo de un tejido carnoso sobre la zona transparente del ojo, lo que trae consigo el riesgo de interferir con la visión del paciente. El pterigión produce tumores benignos que generan bultos de carne en los ojos los cuales son molestos, pero no es una enfermedad grave.

¿Qué es el pterigión?

El pterigión es conocido como la acumulación de tumores benignos en forma de carnosidad en la zona ocular. La aparición del pterigión ocasiona desfiguración en el ojo de manera permanente, además de visión borrosa e incomodidad.

Esta enfermedad comienza por el crecimiento de un bulto anormal con forma triangular que aparece y se extiende desde la conjuntiva hasta la córnea. La carnosidad tiene una apariencia blanquecina, muy similar a una membrana que recubre esa zona del ojo.

El pterigión es una condición que se relaciona con la pinguécula, la cual no es más que una mancha de color amarillento que aparece en la conjuntiva de la córnea, ambas tienden a deformar la visión obstruyendo a la misma con un cuerpo extraño mayormente en la zona del ojo cercana a la nariz.

¿Cuáles son las causas del pterigión?

Hasta los momentos no se han descubierto las causas exactas del pterigión, sin embargo, algunos estudios revelan que los patrones de esta patología son frecuentes en pacientes que padecen de ojo seco o en personas que se mantienen en constante exposición al aire libre y rayos solares. Otras causas aparentes son el polvo y el viento.

Algunos especialistas en oftalmología piensan que la aparición del pterigión se debe a la constante exposición al aire libre. En la mayoría de los casos, esta enfermedad afecta a adultos jóvenes de 20 a 40 años de edad. De acuerdo con las estadísticas hay mayor índice de padecimiento en el género masculino.

¿Cuáles son los síntomas del pterigión?

El pterigión, en la mayoría de los casos, sigue una serie de patrones y signos en cuanto a su aparición en el área ocular. La carnosidad suele presentarse en la zona derecha del ojo, sin embargo, también se ha desarrollado en el lado izquierdo. La formación de estos tumores puede afectar uno o ambos ojos del paciente.

Entre los síntomas más comunes se mencionan:

  • Ardor.
  • Comezón o picor en el ojo.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en la zona ocular.
  • Lagrimeo constante.
  • Inflamación en la carnosidad (pterigiones).
  • Enrojecimiento en el ojo afectado.
  • Visión borrosa.
  • Incomodidad en el ojo.
  • Dolor.
  • Resequedad.
  • Sensación arenosa.

¿Cómo se diagnostica el pterigión?

El pterigión es diagnosticado mediante un examen oftalmológico, el cual permite evaluar la superficie ocular. En algunos casos, el especialista ordena que se haga una biopsia de los tejidos afectados por la carnosidad. Después de tomar la muestra de estos, la misma se analiza con un microscopio, que permite distinguir e identificar las lesiones conjuntivales presentes en el ojo.

La examinación del ojo debe ser muy minuciosa, por lo que se necesita la realización de algunas pruebas para dar con el grado de afección de esta anomalía, para así determinar si el paciente requiere tratamiento o no. Entre los exámenes más comunes se encuentran los siguientes:

Agudeza visual

La agudeza visual es una prueba que se realiza para evaluar la habilidad que el paciente posee para leer y ver las letras más pequeñas en el nivel de la tabla optométrica. Esta tabla visual tiende a colocarse a una distancia aproximada de 14 a 20 pies.

Examinación de lámparas con hendiduras

Este examen consiste en utilizar lámparas de hendiduras para estudiar el ojo con la potente luz emanada del instrumento utilizado por el especialista, que permite examinar y tener una perspectiva amplia del ojo.

Topografía corneal

La topografía corneal es una prueba computarizada que consiste en obtener un mapa de los cambios en la curvatura de la córnea en el ojo, el cual sirve para conocer las características del ojo y el grado de la afección, además, hacer un seguimiento del crecimiento de la carnosidad.

Documentación fotográfica

La documentación fotográfica es utilizada para registrar el grado de crecimiento del pterigión a nivel ocular.

¿Cuáles son los tratamientos de la pterigión?

El tratamiento para la pterigión dependerá directamente del tamaño en el que se encuentre el bulto, además del crecimiento progresivo y los síntomas presentes. Una vez que se tiene el diagnóstico, es necesario iniciar con el tratamiento acorde a la etapa en que se encuentre. De esta manera se controlará la anomalía y se evitará la aparición de cicatrices en el ojo, que a través del tiempo podrían ocasionar pérdida irreversible de la visión.

El especialista a cargo deberá indicar el tratamiento más idóneo para dar solución progresiva al padecimiento. Si la pterigión se halla en una etapa inicial (pequeña), es probable que el oftalmólogo recete la aplicación de gotas o lubricantes de uso oftalmológico, compuestos por algunas sustancias suaves de esteroides que reducirán la inflamación y el enrojecimiento del ojo.

Otro de los tratamientos comunes es el uso de lentes de contacto con la finalidad de cubrir el bulto carnoso, además de protegerlo de la exposición constante de los rayos ultravioletas y de sequedad en el ojo. En algunos casos también se recomienda la aplicación de ciclosporina tópica para mejorar el problema del ojo seco.

Cuando el tamaño del bulto compromete la visión del paciente, se debe recurrir a tratamientos quirúrgicos. La cirugía de pterigión consta de varias técnicas que permiten la extirpación segura de la carnosidad. Para la realización de este procedimiento el especialista en oftalmología deberá determinar la técnica que más se adecue a la etapa de la pterigión y a las necesidades del paciente.

Si tienes alguna sospecha de que padeces de pterigión o presentas algún síntoma de esta patología debes visitar a un verdadero especialista. El Grupo Visioni, Clínica Oftalmológica, cuenta con una amplia experiencia en el área.

Para solicitar una cita solo debes llenar el formulario de contacto que se encuentra ubicado en el costado derecho de esta página. Serás atendido en el Grupo Visioni, que se ubica en la Colonia Roma Norte en la Ciudad de México.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Agendar Consulta


Call Now Button