Mérida 255, Consultorio 5C, Col. Roma Norte, CDMX L - V 2:30 pm - 7:00 pm, Sábado 9 am - 1 pm (55) 8116 5496

Queratocono

QUERATOCONO

Algo que para muchas personas representa un hábito sin importancia, como frotarse los ojos, podría ser una clara señal de queratocono.

Los ojos humanos utilizan la luz de diferentes maneras para transmitir las imágenes en al cerebro: tal como lo hace una cámara digital, que posee todos sus componentes alineados para captar esa luz y convertirla en imágenes, los ojos están formados por partes que desarrollan funciones específicas para hacer posible la visión.

La córnea debe tener una forma específica para dejar pasar la luz y poder llevar esas imágenes al cerebro, pero es posible que esta se deforme, al igual que la lente de una cámara cuando sufre una caída.

¿Qué es el queratocono?

El queratocono es una enfermedad que causa una deformación en la córnea, adelgazándola y dándole forma de cono. Esto puede suceder como consecuencia de la alteración del colágeno que compone la parte transparente del ojo o córnea, pero también por lesiones provocadas por golpes o frotamiento constante en los ojos.

Los principales problemas que suele causar el queratocono son la distorsión de las imágenes y la visión borrosa. También puede acentuar los problemas de astigmatismo y miopía.

Su origen todavía es desconocido; existen estudios que afirman que el queratocono es hereditario.

queratocono-1

¿Cuáles son las causas del queratocono?

Las causas del queratocono aún son desconocidas. A continuación, se exponen algunos factores que pueden provocar esta enfermedad.

  • Las alergias, que provocan el frotamiento constante de los ojos.
  • Una lesión y su cicatrización.
  • Frotarse constantemente los ojos con las manos.
  • El uso de lentes de contacto por muchos años.
  • Enfermedades oculares, como la retinitis pigmentaria, la queratoconjuntivitis vernal y la retinopatía prematura.
  • Enfermedades sistémicas, como el síndrome de Down, osteogénesis imperfecta, amaurosis congénita de Leber.
  • Alteración en el colágeno que compone la córnea.
  • Algunos estudios apuntan que el queratocono está relacionado con la herencia genética, ya que el 10% de pacientes que presentan esta enfermedad tienen familiares que también la han padecido.

¿Cuáles son los síntomas del queratocono?

Los síntomas del queratocono se parecen a los de otras enfermedades oculares, como la miopía. Muchas personas viven sin saber que tienen esta enfermedad.

En la adolescencia o juventud suelen presentarse los primeros síntomas. Estos son los más comunes:

  • Acentuación y aceleración de enfermedades oculares, como miopía y astigmatismo.
  • Visión borrosa y distorsión de las imágenes.
  • Hipersensibilidad a la luz o fotofobia.
  • Diplopía o visión doble.
  • Visión nocturna muy pobre.
  • Halos alrededor de las luces.

¿Cómo se diagnostica el queratocono?

Cuando el queratocono está muy avanzado, puede ser diagnosticado de forma sencilla, mediante exploración oftalmológica. Normalmente, el descubrimiento de la enfermedad se da en los casos en los que los pacientes no perciben mejoras con el uso de correctivas para enfermedades oculares como la miopía y el astigmatismo.

Cuando los síntomas son difusos, se diagnostica con métodos más complejos, como los siguientes:

Topografía corneal y queratometría

Esta es una tecnología que le permite al médico medir con exactitud la curvatura de la córnea. También revela un mapa topográfico de su superficie.

Exploración con lámpara de hendidura

Este método consiste en iluminar el ojo mediante un haz de luz que se obtiene a través de la hendidura de una lámpara, para apreciar la curvatura de la córnea.

¿Cuáles son los tratamientos del queratocono?

Los tratamientos dependerán del avance de la protuberancia corneal. En todos los casos, es importante el seguimiento del oftalmólogo para evaluar el avance o la mejora de los síntomas.

Estos son los tratamientos más utilizados por los especialistas:

Corrección óptica

En los casos más leves de queratocono, el médico recomienda la corrección mediante el uso de gafas o lentes de contacto. Sin embargo, por ser una patología degenerativa, no es un tratamiento que ofrece una cura, sino una corrección temporal.

Segmentos y anillos intracorneales

En caso de que el queratocono esté muy avanzado y, por ende, la corrección óptica mediante gafas ya no sea eficaz, el procedimiento quirúrgico es una opción. Este consiste en la implantación de unos anillos intraestromales, mediante láser de femtosegundo.

Es un tratamiento eficaz, que le da más estabilidad a la córnea, mejorando, así, la deformación corneal y la visión del paciente.

Cross-Linking corneal

Como se mencionó anteriormente, una de las causas del queratocono es la alteración de una proteína muy importante: el colágeno. El cross-Linking corneal consiste en fortalecer los enlaces de la proteína de la córnea, a través del uso de riboflavina y luz ultravioleta. De este modo, se provee más estabilidad bioquímica y resistencia a la capa transparente del ojo y se evita la progresión de la enfermedad.

Trasplante de córnea o queratoplastia

Si el queratocono está muy avanzado y no tiene solución temporal o permanente con los tratamientos antes mencionados, el especialista puede recomendar, como última opción, el trasplante de córnea. Este tratamiento consiste en la implantación de una córnea sana en el ojo.

Es el menos usual de los tratamientos, solo se recomienda en el caso de que la córnea esté realmente muy dañada. La córnea a implantar debe ser donada.

Otros tratamientos

Existen otros tratamientos para el queratocono. La facoemulsificación con implantación de una lente intraocular tórica es uno de ellos. Esta debe realizarse cuando existe un astigmatismo irregular mínimo en pacientes de edad avanzada.

El queratocono no es una enfermedad inflamatoria, pero existen excepciones. A los pacientes que desarrollan esta característica, junto a la indicación de fármacos tópicos, también se les recomiendan fármacos inmunosupresores.

Si presentas alguno de los síntomas mencionados o tienes la manía de sobarte los ojos sin ninguna razón; si sientes que tu miopía o astigmatismo avanzan y quieres salir de dudas, acude a un médico especialista. Esta es una enfermedad que merece una atención inmediata, pues, por ser degenerativa, los daños pueden ser irreversibles.

Recuerda que es una afección de progresión lenta, los primeros síntomas pueden tardar hasta 10 años para manifestarse. Si sospechas que padeces de queratocono, acude al mejor centro de salud oftalmológica. No descuides tu salud visual.

Visita el Grupo Visioni, Clínica Oftalmológica en la Colonia Roma Norte, en la Ciudad de México. Puedes reservar una cita llenando con tus datos el formulario que se encuentra en el costado derecho de la página.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando...
queratocono-2

Agendar Consulta


    Call Now Button